Distinción del Centro de Cultura Tanguera Alfredo Belussi

Distinción del Centro de Cultura Tanguera Alfredo Belussi
Tango, Radio y más Historias, blog distinguido por su aporte a la difusión del Tango, sus autores e intérpretes.

lunes, 24 de febrero de 2014

El Gaucho Relampago - 24 de febrero de 2014 -358-


Carlos Nasca  (El Gaucho Relampago)                                                                                   
(Marzo de 1873 - En Italia) – 30 de mayo de 1936) – 


        Muchas de las innumerables piezas de tango y voces antológicas, grabadas durante los primeros años del siglo XX, y que aún se siguen escuchando merced a la laboriosidad de los coleccionistas, no fueron el producto solamente de las grandes empresas grabadoras que se instalaron hacía aquellos años, sino también el esfuerzo realizado por verdaderos pioneros que no son tan conocidos sus nombres ni la marca de los discos que editaban.
Si bien los nombres más sobresalientes fueron los de: Juan B. Tagini, fundador de los sellos Sonora y Tocasolo. Alfredo Amendola (tío de Juan D´Arienzo, por parte materna), del sello Atlanta,  Max Glucksman de Odeón entre otros, podemos agregar un nombre no muy conocido con una trayectoria digna de mención, fundador de los discos Era, este propulsor de la música popular, llamado Carlos D. Nasca, no solo se dedicó a la grabación de discos,  a la edición  de piezas musicales y a la composición musical, como así también director de su propia agrupación, "La Rondalla del Gaucho Relámpago".
Fue además productor de números circenses, proveyendo de caballos para los números que ofrecían los circos y teatros.
Los discos Era, se popularizaron por sus etiquetas (a veces blancas, otras con fondo rosado), con el dibujo de un gaucho montado en un caballo con un perro y un lazo en ancas, conversando con una niña. El dibujo se había realizado bajo las indicaciones dadas por el propio Nasca, que quería verse representado con su hija en una clásica escena gauchesca. Las piezas musicales se obtenían bajo el sistema de discos acústicos, es decir que el sonido se tomaba por medio de grandes bocinas de metal, grabando las matrices en discos de cera virgen. 
Importantes figuras del momento grabaron para el sello Era: Genaro Spósito, Vicente Loduca, Roberto Firpo, Juan Maglio, Félix Camoirano, Peregrino Paulos (padre),  Juan Carlos Bazán, Ángel Villoldo y La Rondalla del Gaucho Relámpago. El mismo Nasca era la voz que al principio de cada pieza gritaba anunciaba la marca del disco. Los mismos se mandaban a imprimir a Alemania, y pertenecen a conjuntos que nunca más volvieron a grabar en otras marcas, salvo alguna que otra excepción como por ejemplo Firpo. Es decir fueron grabadas entre 1913 y 1915, siendo hoy piezas de innegable valor histórico.
En cuanto a Carlos Nasca, era un pintoresco personaje ítalo – gaucho, se lo conocía popularmente como El Gaucho Relámpago, y a pesar de su inconfundible origen italiano tenía el berretín de creerse gaucho. Se trataba de una persona de origen itálico que estaba encariñado con las costumbres gauchescas.  
El Gaucho Relámpago murió a raíz de una coz que le aplicó uno de los caballos que poseía.
Nacido en Italia en marzo de 1873, llegó al país y atraido por tanto fanatismo por las cosas nuestras se instaló en la calle Garay 1547 en la época del Centenario (1910). 
Se había casado un año antes con una hermosa española llamada María Díaz, mujer a quien también habilidades circenses y a quien se la conocía como La Gaucha María. Poco tiempo después se trasladaron a la calle Juan Carlos Gómez N° 56, lugar donde vivió Nasca hasta el 30 de mayo de 1936, día en que ocurrió el fatal accidente ya narrado. Mientras tanto, el solar ocupado en la calle Garay, frente a los ex cuarteles del regimiento 3 de infantería, en Garay y Pichincha, se mantuvo establecido el negocio donde cumplió sus múltiples actividades. Allí compuso tangos, tuvo su sello discográfico,  su sello editor y también lugar para adiestrar a los caballos y hasta una estación de radioaficionado.
Compuso numerosas obras entre ellas los tangos: Trompito, Puro corte, Qué dirán, Invierno, El eléctrico (homónimo al de Vicente Greco), El  indiscutible, Hagan buches, Quién lo diría, El clarín, Feria franca y Los cardales, entre otros; la mazurca Amor de madre y los valses La oración,  El ibérico, Noches de luna y Lluvia de sonrisas. 
Carlos D. Nasca, otro de los tantos inmigrantes Italianos, pero con vocación criolla, infatigable propulsor y defensor de la expresión ciudadana en los años de  su gestación, debemos agradecerle  por tanto talento, y así, no dejarlo en el olvido.

Los títulos de temas, autor y compositor se encuentran incluidos en los tracks correspondientes.