Distinción del Centro de Cultura Tanguera Alfredo Belussi

Distinción del Centro de Cultura Tanguera Alfredo Belussi
Tango, Radio y más Historias, blog distinguido por su aporte a la difusión del Tango, sus autores e intérpretes.

miércoles, 26 de junio de 2013

Porteña Jazz Band 26 de Junio

PORTEÑA JAZZ BAND VOL. 3


Del 8 al 11 de mayo de 1975 en Breda, ciudad holandesa situada al sudeste de Rotterdam, se celebró el "5° Festival de Jazz Viejo Estilo". La gigantesca reunión congregó a más de 100 agrupaciones de aficionados y 40 orquestas profesionales ante un público muy conocedor y entusiasta que nada envidiaba a Montreaux, Antibes o Newport. Toda Holanda y países
vecinos estuvieron pendientes del acontecimiento. La televisión se encargó de llevar las imágenes y las notas que cada noche hervían en la gran sala del Turfschip a todos aquellos que no pudieron acercarse a Breda, o consideraron que el elevado precio que pedían los revendedores de entradas - justo, si se tenía en cuenta la demanda- estaba por encima de sus posibilidades económicas.
A lo largo de cuatro días, entre el repertorio de Armstrong, Morton, Ellington, Redman, Russell, Webb y Basie, el nombre de un conjunto argentino —apenas conocido por algunos LPs, que estaban en manos de algunos iniciados- se fue abriendo paso con sus ensayos que mostraban a veteranos consagrados como el saxo tenor Bud Freernan o el decididamente joven trombonista de 70 años Bill Rank, compañero y amigo del legendario Bix Beiderbecke, como los más legendarios y pioneros de New Orleans Ed Garland, Louis Nelson, Alton Purnell, en manos de quienes quedaba el legado del Jazz.
La revelación del festival fueron los doce músicos argentinos que seguramente desengañaron a algunos al aparecer enfundados en severos smokings y definitivamente maravillaron a críticos y público entendido que, en el caso de Holanda, significa la mayoría de los asistentes. El l nombre de Porteña Jazz Band,  ya era algo imborrable en los espíritus holandeses cuando en la noche del 10 de mayo la platea, de pie gritaba "¡We want more!" (¡Queremos más!) en un crescendo irresistible y harto elocuente, aun habiendo escuchado anteriormente a los New McKinney's Cotton Pickers de Estados Unidos, la Kunstbandet sueca, o a la misma Dutch Dixie All Stars holandesa.
Radio Nederland, la Voz de Holanda, estuvo en Breda con sus equipos móviles de grabación. Y así fue como la magia del jazz quedó más que fielmente registrada. Las cintas magnetofónicas permitieron la confección de este LP en vivo, que presento con el doble orgullo de argentino y de hombre de Radio Nederland. Y con satisfacción, también, porque considero que este disco representa uno de los tantos lazos que los hombres necesitamos para acercarnos mutuamente, por encima de credos y costumbres.
PANCHO IBAÑEZ
Nota, original publicada en el disco que recogía la actuación de la Porteña Jazz Banden Radio Nederland



SALUD!!!
POR TINO MÜLER
Alguna vez escribí en el texto que acompañaba uno de nuestros discos, que éramos criticados por los que decían... que cobrábamos mucho, que usábamos smoking, que éra mos muchos instrumentistas, que nos peinábamos, que éramos lindos, que éramos feos, que éramos pillados, etc., etc., etc. Está bien, a esos les contestamos lo mismo ahora que entonces pero, también, les recordamos que en abril de 2003 hemos cumplido ¡37 años!!! También reiteramos nuestro incondicional amor a nuestras esposas -en esa época algunas eran todavía nuestras novias y ahora la mayoría son madres de nuestros hijos—. A ellas las llamaban, entonces y ahora, "Las viudas del jazz".  También nos llamábamos a la realidad diciendo que "de esta alquimia de horas robadas al sueño, esfuerzos colectivos y personales, amor y sacrificios se genera La Porteña Jazz Band". Que cada tema y cada nota llevan una entrega a nuestros semejantes de amor y calidez. Importa más que reciban, en cada sonido de la Porteña, el mensaje de la música, solo de esta música de libertad, que querernos llevar a todos los hombres del mundo. En ese mundo que venimos recorriendo en forma no interrumpida en América y Europa entregando el mensaje de una banda de jazz de Buenos Aires. Una música y, una ciudad definidas alguna vez por un crítico de Barcelona: "En el universo del jazz, Buenos Aires sigue siendo un arrabal, pero a pesar de los inconvenientes de la periferia ha ganado solera y se ha hecho apreciar por los jazzmen más conspicuos, que han tenido que descubrirse ante ella".
Es cierto, y busquemos la relación con el arrabal, el jazz que interpretamos es hermano del tango tanto en su cronología como en sus lugares de origen, música orillera en cuyas letras está la descripción de un duelo a daga, el disparo de un arma, el argot de la prisión y los efímeros amores de una puta de quilombo. Pero aquella misma crítica barcelonesa también recogía la reflexión: "A pesar de toda la evolución que el jazz ha experimentado en los últimos decenios, escuchar las ideas recreadas de los maestros es tan legítimo como, en el campo de la música clásica, solazarse con las composiciones de Haydn, Haendel o Mozart"... ¡Qué placer! ¡Seguimos pensando lo mismo! Y también pensamos que el futuro es hoy. Sólo seguimos trabajando sin cesar. Es un compromiso con nosotros mismos y este trabajo que tienen en sus manos es una prueba de ello. Siempre estarnos pensando en mañana, pues el futuro no sólo es de nuestros hijos o nuestros nietos. Pero, como de costumbre, no queremos dejar de enviar nuestro recuerdo a quienes ahora no están, bien por sus propias ambiciones, o porque abandonaron la lucha. Para todos: ¡Hasta nuestra próxima actuación!



Tino Muller, Buenos Aires, marzo de 2003